Sep 12

Dengue: nuevo foco de infección procedente de Cuba

¿Qué es el dengue?

La infección del dengue está causada por un virus perteneciente a la familia Flaviviridae. Se trata de una enfermedad endémica en la mayor parte de los países tropicales y subtropicales de Centroamérica, el Caribe y América del Sur, el sudeste asiático y el sur del Pacífico y en varios países de África.

El dengue en nuestro territorio

Hay evidencia de que el dengue ya estuvo presente en España como mínimo en el siglo XVIII (en 1778 en Cádiz) y en el siglo XX (en 1927 en diferentes zonas de Andalucía). Por tanto, se le considera un virus tropical que tiene capacidad de expansión en el ecosistema mediterráneo.

En Cataluña se diagnostican entre 100-150 casos cada año y, hasta el 2019, todos ellos eran importados. Ese mismo año se confirmó en Badalona el primer autóctono del siglo XXI en una persona que no había viajado a ninguna zona endémica.

¿Cómo se transmite el dengue?

El virus se transmite entre personas a través de picaduras de mosquitos hembra Aedes. Este género de mosquitos contiene muchas especies, todas ellas por lo general son mosquitos bien adaptados a los hábitats urbanos ya los retos del cambio climático. Los casos autóctonos descritos en Cataluña los vehicula el mosquito tigre (Aedes albopictus) invasor que, aunque no es un transmisor tan efectivo como el Aedes aegypti tropical, hace de vector de la infección.

Fiebre del dengue

La infección por el virus del dengue puede ser asintomática. La enfermedad tiene dos formas clínicas de presentación: fiebre del dengue y dengue grave o hemorrágico.

Se debe sospechar que una persona puede tener el dengue cuando procede de una zona de elevada transmisión y el inicio de la enfermedad se corresponde con su período de incubación (3-7 días). La enfermedad presenta fiebre elevada (40 °C) acompañada de dos de los siguientes síntomas durante la fase febril (2 a 7 días):

  • Dolor de cabeza muy intenso
  • Dolor detrás de los globos oculares
  • Dolores musculares y articulares
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Inflamación de ganglios linfáticos
  • Granizada

Dengue grave

Hablamos de dengue grave cuando durante el curso de la enfermedad se dañan los pequeños vasos sanguíneos y se produce una extravasación de plasma con acumulación de líquidos (edema) y dificultad respiratoria, hemorragias espontáneas o falla orgánica. Es más frecuente en personas que ya han sufrido anteriormente un dengue.

Nuevo foco en Cuba

Este verano Cuba ha sufrido la mayor epidemia de dengue desde el año 2019, agravada por la reducción de fumigaciones debido a las restricciones de combustible.

Según datos del Ministerio de Salud Pública de Cuba, en 2022 el país ha registrado hasta 12.000 casos a la semana. Si sigue esta tendencia -la circulación del virus se multiplica durante la temporada de lluvias (entre mayo y finales de octubre)-, las cifras finales pueden suponer un récord histórico de casos. Durante los años de la pandemia de la Covid-19 el número de casos importados en nuestro territorio cayó drásticamente pero, como reflejo de la epidemia cubana y caribeña, inevitablemente este año han vuelto a aumentar.

¿Qué medidas preventivas pueden tenerse en cuenta?

Es importante que las personas que tengan previsto viajar a Cuba, así como a otros países endémicos (ver mapa: https://www.healthmap.org/dengue/es/) tomen las siguientes precauciones para evitar, en mayor medida, la picadura del mosquito:

  • Aplicar repelentes en la piel y utilizar prendas de colores claros, que cubran la mayor parte de la superficie del cuerpo.
  • Evitar las estancias en el exterior en horarios de máxima actividad de los mosquitos (a primera hora de la mañana y última hora de la tarde).