Oct 31

Menos mujeres en la producción científica, una realidad del confinamiento de la COVID-19 

En respuesta a la pandemia de la COVID-19, los gobiernos de todo el mundo declararon diversas medidas de contención, entre ellas el confinamiento domiciliario y las restricciones de movimiento. Estas medidas lograron frenar la progresión de esta enfermedad, pero también tuvieron un impacto social y económico, incrementando desigualdades, como la brecha de género. Queriendo cuantificar estas diferencias entre hombres y mujeres en el ámbito de la investigación biomédica, el grupo de trabajo “Mujeres en Ciencia” del Campus Can Ruti publica en la revista Frontiers in Psychology un estudio realizado conjuntamente entre el Instituto de Investigación de el Sida IrsiCaixa, el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP), la Fundación Lucha contra las Infecciones, el Instituto Catalán de Oncología (ICO), el Centro de Estudios Epidemiológicos sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida de Cataluña (CEEISCAT), la Universidad Abierta de Cataluña (UOC) y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). El artículo pone de manifiesto cómo, durante la pandemia, las actividades vinculadas a la producción científica han sido mayoritariamente llevadas a cabo por hombres.

El estudio ha contado con la participación de 147 personas del Campus Can Ruti -80% mujeres, 20% hombres- y se ha llevado a cabo mediante la realización de encuestas durante los meses de julio a octubre de 2020. A partir de los resultados obtenidos, el grupo de trabajo manifiesta la necesidad de revertir esta situación incrementando la representación femenina en la producción científica y poniendo en valor el resto de tareas científicas menos reconocidas y ejecutadas mayoritariamente por mujeres.

Menos producción científica y más actividades divulgativas por las mujeres

A través de los resultados de las encuestas, el estudio analiza la producción científica, las actividades académicas no remuneradas y la salud mental de 147 científicos y científicas del campus.

“Los resultados obtenidos demuestran que, durante los meses de julio a octubre de 2020, en los que todavía estaban vigentes las medidas de restricción de movilidad, las científicas del campus enviaron menos artículos a revistas científicas, solicitaron menos becas y van aparecer menos como autoras principales de los artículos publicados en comparación con los hombres”, explica Nuria Izquierdo-Useros, investigadora principal de IrsiCaixa y miembro del grupo de trabajo “Mujeres en Ciencia” del Campus Can Ruti.

“Por otra parte, en cambio, el estudio nos expone que, en este período de tiempo, las actividades académicas no reconocidas, como la divulgación en el ámbito educativo y la realización de revisiones, son tareas que han estado más vinculadas a mujeres que a hombres”, comenta Miguel Marín López, investigador predoctoral de IrsiCaixa y miembro del grupo de trabajo.

Si se comparan los resultados entre hombres y mujeres con personas dependientes a su cargo, las diferencias se acentúan en el caso de la participación en actividades divulgativas y la sensación de tristeza en relación al propio sesgo de género.

Poner en valor las tareas no vinculadas directamente con la producción científica

“Las diferencias observadas en el estudio deben servir para que las instituciones ofrezcan medidas que reviertan este sesgo. Desde el comité de trabajo apostamos por impulsar la participación activa de las mujeres en tareas vinculadas con el desarrollo de su carrera científica”, manifiesta Julia García-Prado, investigadora principal de IrsiCaixa, miembro del grupo de trabajo y directora científica del Instituto de Investigación Hermanos Trias i Pujol IGTP.

El grupo también defiende la necesidad de introducir cambios en el sistema actual de evaluación de la investigación de forma que tareas percibidas como altruistas –tales como las actividades divulgativas en el ámbito educativo y la revisión de artículos– sean parámetros de evaluación igual de válidos que los relacionados con la producción científica.

“Mujeres en Ciencia” del Campus Can Ruti

El grupo de trabajo “Mujeres en Ciencia” del Campus Can Ruti promueve la equidad dentro del campus, poniendo particularmente énfasis en la igualdad de oportunidades de las mujeres y la consideración de la perspectiva de género en la investigación. Este grupo multicéntrico incluye a miembros de muchas de las instituciones que pertenecen al Campus Can Ruti, localizado en el Hospital Germans Trias i Pujol, en Badalona.