Dic 14

Un proyecto científico liderado por la investigadora Beatriz Mothe recibe el premio Jóvenes Investigadores de la Fundación AstraZeneca

Un proyecto liderado por la investigadora de la Fundación Lucha contra las Infecciones, Beatriz Mothe, ha recibido el premio Jóvenes Investigadores en la categoría Vacunas e Inmunoterapias, otorgado por la Fundación AstraZeneca. Se trata de una iniciativa que, en su sexta edición y bajo el lema “Conexiones que salvan vidas”, reconoce y promueve el desarrollo y consolidación del talento científico joven en España.

En concreto, se trata del proyecto ‘Marcadores de respuesta post-vacunal en población inmunocomprometida (MARVIC): oportunidades para el desarrollo de nuevas inmunoterapias para la prevención de la COVID-19’. Ha sido reconocido con 225.000 euros, un premio que ayudará a mejorar la calidad de vida de miles de pacientes. En este proyecto también colaboran científicos y científicas del Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz (IdiPaz) y el Instituto de Biomedicina de Sevilla (iBiS).

La coordinadora e investigadora Beatriz Mothe, médica del Servicio de Enfermedades Infecciosas e investigadora de la Fundación Lucha contra las Infecciones, el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol (IGTP), explica los motivos de esta investigación: “Las personas con determinadas condiciones de inmunosupresión o que reciben tratamientos inmunosupresores siguen siendo el colectivo con mayor riesgo de presentar formas graves de la enfermedad por SARS-CoV-2, a pesar de haber recibido pautas de vacunación contra la COVID -19 con tres dosis y ya dos dosis de refuerzo. Los mecanismos por los que estos colectivos siguen con más tasas de fallos vacunales siguen sin conocerse en profundidad”.

“En el contexto de un ensayo clínico europeo en el que testamos la vacuna HIPRA como dosis de refuerzo en personas con inmunosupresión, en el proyecto MARVIC queremos analizar en profundidad la respuesta celular post-vacunal de las personas inmunodeprimidas para identificar cuáles son los factores de inflamación e inmunosenescencia que les llevan a una peor respuesta post-vacunal”, destaca Mothe.

“Es muy importante que la Fundación AstraZeneca haya apostado por este proyecto dado que las personas inmunodeprimidas suelen excluirse habitualmente de los ensayos clínicos de desarrollo de vacunas; este premio nos ayudará a diseñar mejores vacunas o inmunoterapias que puedan ser más eficaces en estas personas más vulnerables”, añade Mothe antes de remarcar que estos premios “ayudan a promover el talento científico, puesto que somos investigadores emergentes de grupos nacionales con un amplio recorrido en el estudio de la respuesta celular a infecciones crónicas, inflamación e inmunosenescencia aplicables en el campo de la respuesta a las vacunas COVID».

Este año los premios promueven la investigación entre grupos procedentes de diferentes comunidades autónomas, estructurado en un proyecto de investigación en red, lo que facilitará la obtención de resultados y generará un mayor conocimiento científico mediante el fomento de sinergias entre los diferentes grupos de investigación.